¡Participa en el 6º Círculo de Silencio!

By on abril 7, 2015

cartel_6o_circulosilencio

Folleto_6º_CSA

Cada primer jueves de mes formamos un círculo ciudadano que desde la reflexión y el silencio pretende visualizar y evidenciar las injusticias, carencias y exclusiones sociales que existen en nuestra ciudad.

¿Qué son los Círculos de Silencio?

Los CÍRCULOS DE SILENCIO nacen en Francia en 2007 y actualmente reúnen en ese país a unas 10.000 personas en más de 120 ciudades cada mes. Esta iniciativa se ha ido extendiendo por Europa y por varias ciudades de España y ahora, desde la realización del primer círculo el pasado 6 de Noviembre, ya se ha quedado en Alicante, tratando diversos temas (*). Impulsada inicialmente por la Mesa Interreligiosa de Alicante (MIA), pretende convertirse en una acción cívica estable y no violenta de denuncia y propuestas, organizada como plataforma colaborativa abierta a personas y entidades locales interesadas en los diferentes temas que se irán proponiendo.

Se trata de un movimiento ciudadano que, teniendo en cuenta que muchas personas que son nuestros vecinos y conciudadanos viven en situaciones diversas de exclusión y pobreza, ve la necesidad y urgencia de informar sobre esas realidades, señalarlas y denunciarlas con datos y buscar complicidades para encontrar soluciones. Con los Círculos pretendemos mostrar las injusticias concretas que padecen muchas personas empobrecidas y precarizadas desde la realidad local que conocemos y sobre la que queremos actuar. Partimos de nuestra ciudad como lugar de referencia para detectar las realidades injustas, personalizarlas desde la reflexión y el silencio y denunciarlas públicamente, sin olvidar su dimensión global y planetaria. Buscamos y apelamos al cambio personal y social que nos implica a todos y de forma prioritaria a los que tienen mayor responsabilidad en nuestra sociedad.

Donde ya se están llevando a cabo los círculos de silencio participan personas y entidades sociales de diferentes ideologías, convicciones y creencias, que se sienten llamadas a proclamar juntos la necesidad de un mundo mejor, desde el silencio compartido y la toma de conciencia común de que es responsabilidad y tarea de todos sacar adelante a esta humanidad herida y comprometerse en la lucha por la justicia y la dignidad de todos.

¿Cómo funciona en nuestra ciudad?

CONCENTRACIÓN EN CÍRCULO Y EN SILENCIO en el Paseo de Campoamor frente a la puerta principal del Auditorio Provincial de Alicante (ADDA) el PRIMER JUEVES DE CADA MES DURANTE MEDIA HORA (de 20:30 a 21:00), para denunciar una situación indigna e injusta que sucede en nuestra ciudad y que queremos contribuir a solucionar. El lema de nuestra pancarta siempre comenzará así: “EN NUESTRA CIUDAD HAY…”, y se completará con una denuncia local concreta que irá acompañada por la entrega de hojas informativas explicando el tema presentando “casos” específicos representativos de la realidad injusta que se denuncia.

 

6º Círculo de Silencio:
Jueves 9 de abril de 2015 – 20:30h
Tema: “EN NUESTRA CIUDAD HAY PERSONAS SIN HOGAR.
POR UNA CIUDAD DÓNDE NADIE SE VEA OBLIGADO A VIVIR EN LA CALLE”
(*)Temas:1- EN NUESTRA CIUDAD HAY POBREZA INFANTIL 2- NECESITAMOS UN PACTO LOCAL CONTRA LA POBREZA Y A FAVOR DE LA INCLUSIÓN SOCIAL 3- EN NUESTRA CIUDAD HAY DISCRIMINACION EDUCATIVA.POR UNA EDUCACION INCLUSIVA E INTEGRADORA 4- EN NUESTRA CIUDAD HAY ISLAMOFOBIA. HACIA UNA CULTURA DE RESPETO Y PAZ 5- EN NUESTRA CIUDAD HAY DESSHUICIOS. POR UNA CIUDAD LIBRE DE DESAHUCIOS

MANIFIESTO

En nuestra ciudad hay personas sin hogar. Por una ciudad dónde nadie se vea obligado a vivir en la calle.

Según la Fundación RAIS, organización de ámbito estatal, cuyo principal objetivo es luchar contra la exclusión social y dar respuesta a las necesidades de las personas más desfavorecidas, especialmente de las personas sin hogar, cualquier persona que sufra, viva o experimente cinco o seis situaciones vitales estresantes-pérdida de empleo, enfermedad, separación, pérdida de vivienda, muerte de un ser muy querido, etc-en un breve periodo de tiempo, puede entrar en una dinámica de “pendiente deslizante” que le puede llevar a acabar viviendo en la calle en un periodo de entre 12 y 18 meses.

Estamos, por tanto, cuando hablamos de personas sin hogar, ante una realidad que puede afectarnos a nosotros o a las personas que más queremos, si se conjugan una serie de circunstancias vitales. Es por ello, y por la dignidad intrínseca que cada ser humano tenemos, por lo que como comunidad cívica hemos de estar preparados para prevenir, acompañar y ayudar a afrontar estas situaciones cuando se producen. Y lo hemos de hacer cada uno desde el lugar y responsabilidad que nos corresponda en cada situación. El familiar desde el afecto incondicional, las organizaciones sociales desde el poner a disposición de quien lo necesite ese tejido social y ese apoyo ciudadano que nos acompañe para afrontar este tipo de situaciones, y nuestros representantes políticos, como receptores del encargo social, de garantizar que ninguna persona vea vulnerados sus derechos fundamentales. Solo desde la actuación coordinada y codo con codo de todos estos actores sociales, podremos ir en la buena dirección, de que ninguna persona viva en la calle en nuestra ciudad. No es necesario vivir en la calle. Nadie desea vivir en la calle. Las personas sin hogar pueden y deben salir de la calle.

Desde que la crisis ha arreciado en nuestra vida y en nuestra ciudad, las entidades y colectivos que trabajan con las personas sin hogar, Cáritas, Cruz Roja, Hijas de la Caridad, Acomar, Casa Oberta, Reacción Solidaria, Médicos del Mundo, parroquias, y la Fundación Salud y Comunidad, han apreciado un aumento de los llamados “sin techo” en nuestra ciudad, lo que a su vez ha generado un notable aumento del número de demandas de recursos y servicios orientados a atender a las personas sin hogar.

Ante esta situación, se han dado pasos alentadores, como el hecho de que todas estas entidades y colectivos, junto a la Concejalía de Acción Social, se han propuesto el reto, y se están reuniendo para ello, de coordinar su trabajo, para aunar y optimizar esfuerzos y recursos. Elaboración de una guía de recursos, análisis de plazas y servicios disponibles, elaboración de un censo… son algunos de los retos que en estas reuniones se han marcado, para, entre todos estos colectivos, organizaciones y responsables políticos, ir mejorando la calidad de vida de las personas sin hogar.

Por otra parte, todos hemos podido observar, algunas actuaciones en nuestro entorno urbano, que nos dejan el corazón un poco helado. Quién de nosotros no ha visto esos bancos individuales que han sustituido los tradicionales bancos, que pueden permitir a una persona dormir en ellos. Incluso, algunos bancos clásicos, han sido transformados, mediante estructuras metálicas añadidas. Este tema de los llamados “bancos antimendigos” ha sido objeto de una queja de oficio por parte de nuestro Síndic de Greugues.

Ante todo esto, las personas que aquí, en Alicante, nos encontramos en este Círculo de Silencio, animamos y damos todo nuestro apoyo a las entidades, colectivos y responsables políticos, para que sigan profundizando en esa vía de trabajo en común que han abierto para mejorar la vida de las personas sin hogar. Ni una persona en nuestra ciudad debe vivir en la calle y cada uno desde su responsabilidad debe trabajar para conseguirlo cuanto antes. Del mismo modo, pedimos a nuestros representantes y responsables políticos, que temas como los de los llamados “bancos antimendigos” no se repitan. Cada persona que vive en nuestra ciudad debe ver respetados y garantizados sus derechos humanos fundamentales. Cada una, tenga o no tenga, techo dónde dormir.

About administradormia

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply